Opinión | 03/02/2020 22.46

Gira Presidencial La prioridad puesta en la política exterior

Alberto Fernández junto al Papa Francisco en su gira europea.

(Nueva Mayoría) El viaje de Alberto Fernández a Israel, ha sido un éxito político, que influye también en la relación con los EEUU. La clave ha sido su encuentro con el primer ministro israelí. Su conversación con Netanyahu, le permite bajar la tensión respecto a la investigación del atentado de la AMIA, el juicio por el memorándum con Irán y el juicio por la muerte de Nisman. Cabe recordar que el 10 de diciembre cuando asumiera el Presidente argentino, no hubo representación oficial israelí, la que quedó reducida a la Embajadora acreditada en Buenos Aires. Fernández introdujo en el diálogo el tema de la deuda externa argentina, clave en las giras del Presidente argentino. El restablecimiento del diálogo entre Argentina e Israel, influye positivamente en el vínculo con los EEUU., ya que en forma casi inmediata, se eliminó el aumento de aranceles para el acero y aluminio que exporta Argentina ha dicho país. Semanas atrás, la misma medida adoptada por la Administración Trump respecto a Brasil, fue una manifestación de la buena relación entre el gobierno estadounidense y Bolsonaro

La prioridad en la política exterior del Presidente argentino, continuará entre el 29 de octubre y el 6 de febrero. El viaje a Europa que emprende, tendrá como objetivo central lograr apoyos para la renegociación de la deuda externa, prioridad para el gobierno argentino, que pretende tener resuelta la renegociación para el 31 de marzo. El Presidente argentino comienza por el Papa, a quien verá el 31 de enero. Si bien hay tensiones entre el Vaticano y Buenos Aires (aborto y otros), se descuenta una definición favorable de Francisco con la posición argentina. En Roma se reunirá con el primer ministro italiano (Conte), recientemente fortalecido por la derrota de la ultraderecha (Salvini) en elecciones locales. Seguirá con España, donde el Presidente del gobierno socialista (Sánchez), respaldará al argentino.

El 3 de febrero estará con Merkel, cuya posición es relevante en el contexto europeo en cuanto a la postura del FMI. Terminará la gira en Paris el 5 de febrero, reuniéndose con Macron. Después de la deuda, el Presidente argentino introducirá el tema del acuerdo del Mercosur con la UE, que encuentra dificultades para su concreción, especialmente por la posición francesa. Se puede discutir cuando puede contribuir esta gira europea del Presidente argentino, antes de cumplir dos meses en el gobierno, pero sin lugar a dudas es un éxito, dado que el 10 de diciembre al asumir, asistieron sólo tres presidentes, los de Cuba, Paraguay y Uruguay. Pero en el vínculo con Washington, la presión para que Argentina adopte una posición más definida respecto a las crisis de Venezuela y Bolivia, seguirá siendo relevante.

El Presidente argentino pasa así fuera del país, la última semana de enero y la primera de febrero, mientras los ojos del Peronismo siguen mirando las actitudes de la Vicepresidenta. Durante este período, como corresponde institucionalmente, ella se hace cargo de la Presidencia. Ha ejercido este rol con mucha prudencia. No concurrió a la Casa Rosada, para ejercer el cargo. No firmó ningún decreto durante los días que Alberto Fernández estuvo fuera del país. No hizo ninguna declaración pública. Pero ello no implica que haya suspendido su intensa actividad política. A fines de abril, vence el mandato de las autoridades del Partido Justicialista (PJ) y no será reelecto su Presidente (Gioja). El Kirchnerismo ya trabaja para ocupar esta posición. Sus candidatos por ahora son Máximo Kirchner, el hijo de la Presidenta, que preside el bloque oficialista en la Cámara Baja o un ex Jefe de Gabinete de ella, Jorge Capítanich.

Al mismo tiempo, esta corriente política sigue ocupando posiciones en la segunda línea del gobierno, construyendo una fuerte estructura de poder político. En cuanto a las causas que afectan a la Vicepresidenta, ninguna tiene pasos inminentes. El Presidente hizo público su respaldo al gobernador de Buenos Aires, (Kicillof), quien fue incluido en la delegación que viajó a Israel. Tomó cierta distancia de él, diciendo que "hay que dejarlo hacer", tras una semana en la cual los mercado mostraron inquietud, ya que el riesgo país subió el 14% en esta semana, ante el temor de que la deuda bonaerense entre en default, cuando tras un primer rechazo de los acreedores, ahora tienen una nueva oportunidad hasta el 5 de febrero. El gobierno trabaja activamente en el Congreso, para lograr que ambas cámaras del Congreso aprueben su proyecto de ley para la negociación de ola deuda, que incluiría a las provincias. El oficialismo espera la sanción del Senado para el mismo día 5 de febrero. Por su parte el Ministro de Hacienda y Finanzas (Guzmán) viaja a Wall Street para convencer acreedores y reunirse con las autoridades del FMI. En la primera semana de febrero, también estaría en el Vaticano para asistir a un seminario sobre la situación económica global.

En cuanto a la oposición, han impactado en el Frente de Todos, las declaraciones del ex Presidente Macri y las de quien fuera su asesor más importante, Jaime Durán Barba. El primero desde su lugar de descanso (Cumelén), dijo que la decisión de tomar deuda externa, había sido inducida erróneamente por sus asesores, pese a su propia resistencia. También criticó a la UCR por supuesta falta de acompañamiento a su gestión. Al mismo tiempo hizo trascender que en febrero retomará la actividad política, nuevamente secundado por Peña y al frente de una nueva Fundación, la que en los hechos competirá con "Pensar" recientemente relanzada como órgano destinado a generar los futuros programas de gobierno de la oposición. La reacción dentro del PRO y la UCR ha sido negativa.

La posición opositara más firme la tiene la Presidenta del Partido (Bullrich), quien a raíz del homicidio de un joven por un grupo de rugbiers en Villa Gesell, que ha tenido fuerte impacto en la sociedad, dijo que podría haberse evitado con una pistola Laser, las que ella promovió y la nueva Ministro de Seguridad (Frederic), prohibió. Pero una evidencia de la perdida de influencia política de Macri, la dio su ex asesor Durán Barba, quien con descaro dijo que Macri "ya fue" y que Cristian es "la mujer más brillante de la historia argentina". Pero en los últimos días, han comenzado a moverse causas que afectan a la gestión anterior. El gobierno revisará las concesiones de las autopistas Norte y Oeste, que en el pasado fueron del Grupo Macri; el Ministro de Producción (Katopodis), dijo que en Vialidad en la anterior gestión, había funcionarios que "estaban en ambos lados del mostrador"; el mismo funcionario denunció que se encontrón 10.000 dólares en el despacho de un asesor de la gestión anterior; se denunciaron irregularidades en el crédito de 350 millones de dólares, otorgado por el Banco Nación a una empresa que aportó a Todos por el Cambio; se denunció a la UIF por cerrar una causa por lavado contra un banco extranjero.   

RS