Sociedad | 29/01/2020 10.31

Francisco Ciarlantini Final feliz para la madre de Pigüé que viajó a Perú a buscar a su hijo: Lo encontró anoche en Lima.

Fabiana Benestante no tenía noticias de su hijo desde diciembre y anoche lo encontró en la capital peruana.

Madre e hijo, nuevamente juntos.

Madre e hijo, nuevamente juntos.

-

La odisea de la madre de la mamá que viajó desde Pigüé, en la provincia de Buenos Aires, hasta Perú, para buscar a su hijo mochilero de 24 años del que no tenía noticias desde hacía un mes terminó felizmente anoche, cuando encontró al joven en un peligroso suburbio limeño llamado La Victoria. 

El reencuentro entre Fabiana Benestante y su hijo Francisco  se dio en el departamento donde ella se alojó, cuyo dueño leyó la historia de Fabiana en Infobae y le ofreció alojamiento. Allí, contó, su hijo “no paraba de llorar”, hasta que en un momento se calmó y le prometió: “Se terminó un capítulo de mi vida”. “Estaba muy flaco, sucio y con la ropa en mal estado”.

Fabiana llegó el lunes por la noche a Lima, junto a su hijo mayor, Agustín, y fue recibida por uno de los amigos de Francisco, Kevin, quien aparentemente ya tenía conocimiento de la zona por la que se movía el muchacho extraviado en los últimos días. Con ayuda de la policía, a la una de la mañana localizaron al joven. 

La mujer se dirigió esta mañana al Consulado Argentino en Lima para asegurarse de que los papeles de su hijo estén en orden para que pueda regresar a nuestro país sin problemas. Desde allí publicó en Facebook: “¡Graciasssss! ¡Infinitamente agradecida a todos, sus energías me ayudaron, nunca dudé de que lo iba a encontrar!

 

La idea de la mujer es regresar por tierra, por lo que recién estará en Pigüé -donde vive la familia- en aproximadamente cuatro días. 

Francisco (derecha) con Kevin, en el centro, y otro amigo. 

El último contacto que la madre había tenido con su hijo fue el  23 de diciembre, cuando él le dijo “quedate tranquila, mamá. Estoy bien. Voy a pasar Año Nuevo con ustedes en Pigüé”, pero no lo hizo, y por eso partió en su búsqueda.

Francisco cumplirá 25 años el 2 de febrero. En Pigüé lo esperan sus dos hermanas menores y su padre, Marcelo, que tiene una empresa de transportes. SF